Make your own free website on Tripod.com

Introducción

Bienvenido a esta página de los misioneros cristianos ortodoxos en La República de chile, somos religiosos y fieles laicos comprometidos con la recta doctrina cristiana (ortodoxia), católica y apostólica, y somos personas convencidas de que Chile y América entera es tierra de permanente "Misión".

Creemos que debemos rescatar el auténtico mensaje de CRISTO RESUCITADO, ya que las diferentes denominaciones cristianas, unas más y otras menos, deforman el mensaje evangélico y mandato supremo de Jesucristo. nuestro Redentor y Señor: ".... Toda autoridad me ha sido dada en el cielo y en la tierra.

Id, pues, y haced discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo; enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado; y he aquí, que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo."(San Mateo 28:18-20).

Por eso, en estas páginas encontrarás respuesta a tus inquietudes, y dudas, y te invitamos a compartir con nosotros tus penas y alegrías, así como tus conocimientos y reflexiones, también tu puedes colaborar en la obra de la Misión, todas tus ayudas son bienvenidas y serán consideradas bendiciones de Dios, que volverán multiplicadas ciento por una. Ruega a Dios por nosotros, que nosotros rogaremos siempre por ti y tu familia en La Divina Liturgia o Santa Misa.

Lo que aquí encuentras es de patrimonio de todos, por tanto, es tú deber compartirlo y difundirlo. Algunos importantes textos son del Obispo de La Iglesia Rusa fuera de las fronteras, Monseñor Alexander Mileant... -" Que Dios recuerde perpetuamente su Episcopado ortodoxo. Amen."

Los errores son humanos, así que también ayúdanos a superarlos con tu colaboración.

+

"Enseñad a

Todas las Naciones"

Padre Juan Meyendorff,

Traducido por el Lic. Naim Ganu

"Cuando la Iglesia deja de ser

misionera, pierde su razón de ser..."

Sería demasiado obvio destacar el hecho de que el cristianismo comenzó como una misión por excelencia. Solo necesitamos remitirnos a las últimas palabras del Señor, apenas resucitado: "por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espìritu Santo..."

La Buena Nueva transfomó la antigua religión de una nación, en la nueva religión de una persona: Jesús Cristo, por medio de quien y en quien las personas de todas las naciones pudieron encontrar la respuesta al significado de la vida y pudieron recibir la revelación de la llegada de Dios.

Este énfasis en la Buena Nueva es fundamental para la misión. Al mismo tiempo extremadamente importante, es la inevitable lucha del Reino de Dios y de este mundo. La vida entera de Cristo puede ser considerada como "reprobada," en el sentido de que el mundo lo rechazó y finalmente fué condenado a la muerte. Pero Cristo resucitó de la muerte por el poder de Dios, no por el poder del hombre; y la verdad de la resurrecciòn es un misterio revelado sólo a aquellos que creen en El, y por consiguiente a aquellos que "no son de este mundo." El anuncio de la verdad del Evangelio deberá "hacer frente" a los que se oponen y traerá divisiones.

Para ser más concreto voy a citar un breve pasaje del prólogo al Evangelio de San Juan, el cual aparentemente fué escrito por San Cirilo o Constantino de Salónica cuando fué a misionar a Moravia y a predicar la Buena Nueva. Una de sus primeras tareas fue traducir las escrituras a la lengua eslava, para dar a los conversos la posibilidad de escuchar y entender la palabra de Dios en su propia lengua. El prólogo al cual me refiero reza: "Como los profetas de la antigûedad, Cristo vino a reunir a todas las naciones y lenguas, puesto que El es la vida de este mundo."

El prólogo continúa luego con el tema de Pentecostés, que debe ser entendido bíblicamente en contraposición al origen de la torre de babel, en el libro del Génesis, en el cual el concepto de la multiplicidad de lenguas se convirtió en una maldición. Más en Pentecostés, cuando vino el Espíritu Santo, la gente comenzó a hablar diferentes lenguas pero a decir " las mismas cosas, en el mismo Espíritu."

En otras palabras, en la torre de babel, el pluralismo de lenguas se convirtió en una maldición, pero en Pentecostés la multiplicidad de lenguas se convirtió en una bendición, porque permitió que la gente entendiera: el Evangelio, la misma verdad y el mismo Espíritu, con el fin de darlo a conocer a todo el mundo. Cristo vino para reunir a todas las naciones y lenguas.

Este es el primer aspecto en el concepto de misión de San Cirilo y San Metodio, en el cual la ortodoxía a lo largo de los siglos ha permanecido fiel: la idea de que cada nación tiene derecho a escuchar y entender la palabra de Dios en su propia lengua, Esta fué una de las claves del éxito bizantino en la edad media, como la palabra de Dios y la Santa Liturgia fueron traducidas a la lengua de cada nación.

La misión en la Iglesia Ortodoxa fue inseparable de la vida de los que predicaron, por ejemplo, a lo largo del oriente cristiano, las comunidades monásticas fueron agentes de evangelización. Esto se aplica a las primitivas misiones cristianas, aún en el siglo IV y V en Etiopía, ó a las misiones bizantinas del siglo VIII y IX y de muchas de las misiones rusas en períodos posteriores. Su éxito no fué el trabajo de misiones bien pagadas en base a un contrato, predicando algo para luego regresar a sus hogares, sino de hombres que amaban a Dios y a la gente a quienes ellos querían enseñarles su fe. Este testimonio de amor fraternal es la verdadera solución para nuestras dìas y época en la que constantemente vemos el fracaso del cristianismo "profesional" organizado.

Precisamente porque la misión es inseparable de la vida es también inseparable del progreso del pensamiento teológico, del pensamiento cristiano y de la vida. El misionero, el teólogo, el cristiano deben entonces entender lo que los Santos Padres enseñaron de que el mismo Señor puede proclamar la Buena Nueva de un modo que sea claro para la gente de todo el mundo, en su propio momento.

La misión cristiana es fundamentalmente el anuncio de la verdad de Cristo a todos. Como miembros de la Iglesia Ortodoxa, afirmamos que la nuestra, es la Iglesia de Dios. Pero, ¿ significa esto que nosotros pensamos que la verdadera fe y verdad en el mundo son un monopolio formal de la ortodoxía? De ninguna manera, decimos esto. La verdad puede existir en cualquier parte y la verdadera catolicidad de la Iglesia implica la alegría de descubrir la verdad cuando y donde aparece.

Finalmente un aspecto fundamental de como la Iglesia Ortodoxa entiende la misión fué expresada por el gran santo ruso San Serafìn de Sarov: "Sálvate a ti mismo y alrededor tuyo miles serán salvados." Pienso que hasta cierto grado, personalmente, la experiencia de acercarse al conocimiento de Dios, a la fe cristiana, es la clave para un acercamiento cristiano a la misión.

Podemos tener todas las organizaciones en el mundo. Podemos tener todos los medios para predicar el Evangelio, y aún podemos fallar en lo que nos concierne personalmente al conocimiento de Dios. Esta es la verdadera condición para hacer nuestras palabras significativas y plenas de sentido

Volver a Index

 

Nedstat Basic - Free web site statistics